Cosas de Viajeros | Aprendiendo a Volar en Paracaídas

Cosas de Viajeros | Aprendiendo a Volar en Paracaídas

  10 Mar 2015

Preparando el Equipo | Bitácoras Viajeras

Por: Andrea Hoces

Siguiendo la línea de Zlati que hace un tiempo nos contaba del Skydive en su viaje por Nueva Zelanda, les contaré mi expriencia en paracaídas.

Esto no es un viaje “turístico”, pero si es un viaje increíble y entonces me tomaré unas líneas para

contarlo:

Volé. Me tiré en paracaídas desde 4.000 metros y fue bacán. Para algunos, puede ser

nada, para otros algo muy típico, pero para las personas como yo…

Es todo un mundo. Es una experiencia tan loca, única, libre, alucinante, tan todo!…me faltaba eso en la vida.

Me siento medio nerd tratando de traspasar mi emoción de principiante… porque insisto sé que para

alguno por ahí es su pega de todos los días…pero para mí fue lo más! fui feliz en el aire y me sentí

muy segura y no es menor lo que digo, ya que le pasé mi vida por unos minutos a un desconocido.

Es heavy.

Les cuento. Me tiré en paracaídas en salto Tándem. Este consiste en subir a una avioneta hasta

13.000 pies de altura (4.000 metros), pararse en la puertita de la avioneta con un instructor

certificado y saltar…

Camino a la Avioneta
En la Avioneta

Así de simple. Uno se lanza “amarrada” al instructor certificado y éste se preocupa de todo. Nosotros

solo debemos disfrutar.

Pero antes de contarles más de eso, quiero decir que mi semana anterior fue muy emocionante y

loca, por eso a ratos dudaba que iba a salir con vida de ella…quizás no interesa, pero una de las

cosas emocionantes que me pasaron en ella, fue que el 15 de enero conocí a Foo Fighters en

persona!!, por si no saben… es una banda genial y conocerlos en  persona, fue aún mejor.

Esto fue de pura suertuda que soy y por las buenas amigas que tengo.

Mi amiga Dani Galaz se ganó un meet and greet en un diario x y pensó en mí y mi pololo. (¿Quién

haría eso por alguien?!!!!!)   Awwww. Toda mi adolescencia fui fanática de Nirvana y ahora podría

estar con el tremendo batero que fue en esa banda y tremendo bacán que es ahora. Fue un tema

entrar y todo ese show… pero conocí a Dave Grohl!!! Y nuestro encuentro fue de lo más mongo para

él supongo (ya que lloré y dije cosas muy nerd en mi inglés básico) pero… lo conocí y eso no me lo

quita nadie. Me abrazó mucho y le dije que era un bacán. Fue perfecto.  El concierto posterior,

estuvo increíble. Los locos son muy buena onda en vivo y me atrevería a decir que ha sido mi mejor

concierto. Con eso, ya no cabía en mí. Estaba pagada….

Pero nooooooooo. La semana iba por más y entonces…me tiraría en paracaídas el finde

Faaaaaaaaaa  Esto, gracias a otra amiguita bacán por ahí y compañera de trabajo muy tierna

llamada Javi. La Javi un día me dijo “Andre, te queris tirar en paracaídas?” no sé muy bien por qué

pensó en mí,  pero dije que sí. Me pasa que cuando me proponen cosas que me dan miedo pero sé

que serán bacanes, no me puedo negar y entonces inmediatamente después del “sí, acepto” morí de

miedo.

Estuve una semana alucinando con la situación y me pasé todos los rollos posibles. A veces me

quedaba dormida con el corazón a mil pensando que podía morir….incluso, el hecho de pensar que

algo podía salir mal, me hizo juntarme en la semana con toda la gente que quiero… “en caso de”,

dejaba todo resuelto jajaja. Estaba asustada… pero ya estaba dispuesta. Si moría, esa debía ser la

forma…y la iba a tratar de disfrutar… (con el abrazo de Dave me podía ir a cualquier parte)

Fue un temón pero finalmente, todo fue hermoso y mágico, me siento valiente y con algo increíble

guardado. Creo que todas las versiones que escuché o vi en vídeos, no traspasan lo que realmente

es…

¿Saben lo que sentí cuando me lancé? segundos antes estaba desesperada…

La avioneta era chiquita… y comenzaron a lanzarse los paracaidistas en Tándem o solos. Todos se

iban despidiendo y paf! Salían… y entonces venía mi turno…¡¡¡fui la última!!! No había otra opción

más que lanzarse…. Así que respiré y sentí una paz profunda…y en la puerta le creía todo al

instructor, todo dependía de él y si podía seguir las instrucciones, bacán. Traté de hacer todo lo que

me dijo y salimos….me sentí ligeeeera. Nada fue violento..

A Volar!
Tándem

Mientras caíamos y girábamos sentía que era infinita. Al rato pensé que era tipo un parto. Así debe

ser nacer quizás… ósea piénsenlo, es otro hábitat, otro todo! y te enfrentas desde un agujerito chico

a una vida completamente ”diferente”. A un lugar que no conoces y que no sabes cómo actuar y

entonces dependes de otro…es muy loco. Pero fue hermoso.

Cuando ya nos estabilizamos, me ahogué un poco, no sé si fue la velocidad, el aire o simplemente

mi cuerpo pequeño que no aguantaba tanta emoción, pero luego me mentalicé y reía sola. Lo estaba

disfrutando….Al ratito, apareció el tipo de la cámara jajaja ¡qué chistoso! y es que apareció de la

nada po!!!  (Me tenía que grabar para ver millones de veces cómo mi vuelo) Es chistoso ver a otra

persona a tu misma altura en esa y solo mirarse jajaja. La caída libre es como a 200 km… y

entonces las caras se deforman y no se puede hablar…yo quería reír, pero el aire deformaba mi

cara y la de él jajajaja. Solo nos mirábamos deformados jajajaja

Pasó un tiempo…. Y el instructor abrió el paracaídas, me elevé hacía arriba y no vi más al tipo de la

cámara. Nada me dañó… todo fue perfecto…

Ya con el paracaídas abierto, se produce un silencio rotundo…¡que oportuno ese silencio luego del

gran parto! En ese minuto te puedes sacar las antiparras y hasta conversar con el instructor…¡yo me

me emocioné!… y nos fuimos “volando” y conversando tranquilamente…

Abriendo el Paracaídas
En Tándem

Llegué a tierra como una pluma y le agradecí mucho al instructor…gracias a sus gestiones, estaba

viva.

En ese minuto sentí que mi vida ya no era igual. Yo era más valiente. Más segura, más feliz y haría

esto millones de veces. De hecho estoy pensando hacer en un futuro el curso de paracaidismo.

Estoy Viva!

Algo no menor, fue la edición del video. Hinché mil para que porfaaaaaaaaaaaaaaaaaaa le pusieran

de fondo la canción  “learn to fly” de Foo Figthers….todo me hacía sentido.

Les comparto mi experiencia a través del videíto, que insisto…no grafica lo que realmente es:

Datos: Tirarse en paracaídas sale aproximadamente 100.000 pesos, si es que van en un grupo de 6 personas. El video tiene un costo aparte y te dan muchas opciones…

Andrea Hoces from skydiveandes on Vimeo.

Por: Andrea Hoces

Bitácoras Viajeras | Todos los derechos reservados