París | 13 Consejos para recorrerlo en 72 horas.

París | 13 Consejos para recorrerlo en 72 horas.

  07 May 2015

paris foto 1
Vista de París desde lo alto del Arco del Triunfo | Bitácoras Viajeras
Por: Rafael Vásquez
Cuando tienes poco tiempo para conocer ciudades hermosas como París, no puedes desperdiciar ningún momento. Te dejo algunos consejos, desde mi experiencia personal, de qué hacer para aprovechar al máximo la visita a esta gran ciudad si tienes solo 3 días para visitarla.
El Hotel:
Para alojarse en París hay muchas opciones, es cosa de ponerse a ver booking.com o algún sitio similar y encontrarás muchas alternativas. Nosotros nos alojamos en el hotel Ibis de Place d’italie, que queda a dos cuadras de la estación de metro Place d’ italie. Si bien no es tan céntrico, esa estación de metro tiene muchas conexiones que llegan a casi todos los puntos turísticos. El hotel es cómodo, limpio y tiene buen desayuno.
Llegar desde aeropuerto Orly al Hotel:
Ya en el aeropuerto de Orly no sabíamos mucho como movernos, hasta que encontramos una máquina donde podías ingresar el destino al que querías llegar en un mapa y te daba las rutas con los tiempos en los diferentes medios de transporte (bus, metro, taxi) también agregaba un estimado de los valores que te podía costar ese viaje. Finalmente nos salió más barato irnos en un taxi, por que eramos 3 y la distancia era corta hasta el sector de Place d’italie (20 min), eso sí optamos por los taxis de afuera y no los que ofrecen en el hall del aeropuerto, ya que eran mucho más caros.
La Comida:
Almorzar en un restaurante en París es caro, o no apto para el bolsillo del turista joven por lo menos. Nosotros optamos por ir al supermercado y comprar un baguette, tomate, queso, jamón o lo que se te ocurra en ese momento para armarte un abundante sándwich gourmet, acompañarlo con una bebida, jugo o cerveza e ir a un parque a disfrutar de un buen almuerzo. No serás el único disfrutando de un pic nic al aire libre si vas en verano, mucha gente (turistas) lo hacen también.
Ahora si quieres comer en algún local de comida rápida, hay muchos de mediano precio (10 euros por persona aprox) y de diferentes tipos de comidas; china, tailandia, sándwich, wraps etc. Por 10 Euros comes un sándwich en baguette con ingredientes a elección, una bebida de 500cc y un postre, que puede ser un pastel o un muffin.
También otra opción es buscar el clásico McDonald’s. Por 8 euros te puedes comer un “royale with cheese” (cuarto de libra) y acordarte del dialogo de la película Pulp Fiction, cuando Samuel L. Jackson le pregunta a Vincent (John Travolta) si sabe cómo le llaman al cuarto de libra en Francia…
El agua embotellada:
Generalmente a los extranjeros les cae mal el agua de otro país, por eso se recomienda beber solo agua embotellada para evitar estar enfermo del estómago durante el viaje. Personalmente preferí no arriesgarme en París a tomar agua de la llave, incluso después que amigos me aconsejaron que no pasaba nada. Comprar una botella de agua en París puede variar mucho dependiendo del lugar que lo hagas y saber dónde hacerlo puede ser determinante para ahorrar. En un supermercado puedes encontrar los 500cc a 1 euro, en un almacén normal, puede costar 1,50 o 2,00 euros. En los carritos que venden comida abajo de la Torre Eiffel y el hall del hotel te costará 4,00 euros los mismos 500 cc de agua. Moraleja, compra bastante agua en el supermercado para no tener que pagar demás…

¿Qué lugares visitar en 3 días?


Caminar por París :
Caminando se pueden recorrer las calles típicas parisinas, apreciar sus edificios de una arquitectura muy bonita y clásica, ver las tiendas, confiterías, autos en la calle que se cargaban con electricidad, jugueterías etc. Caminar es una excelente forma de conocer lo que no te muestra el tour turístico y la oportunidad de parar a tomarte un café en algún lugar estiloso o entrar a un almacén a comprar algo para comer. Vale la pena caminar, unas 3 o 4 horas sin saber a dónde llegarás, nosotros caminamos en dirección hacia el río Sena como referencia, llegamos hasta la catedral de Notre Dame y sus alrededores, para luego devolvernos en la tarde noche en metro hasta el hotel. El metro de París es muy parecido al de Santiago, predecible y de fácil orientación, más antiguo eso sí, pero más vacío también.

 

paris foto 2
Caminando por las calles de París | Bitácoras Viajeras
paris foto 3
Una confitería que encontramos caminando por París Bitácoras Viajeras

Visitar la Catedral de Notre Dame:

Una de las postales que más me ha gustado de París es la catedral de Notre Dame. Lo primero es cruzar el puente del arzobispado, que está lleno de candados, que es una parada obligada para ver y fotografiar los miles de candados colgando de la baranda y también para ver la vista al Sena y sus barcos anclados en la orilla.
Una vez que llegas a la catedral, te das cuenta que es enorme, dos torres gigantes que recuerdan a cuasimodo en la película el jorobado de Notre Dame, y al interior nos encontramos con una infraestructura imponente e iluminada por los vitrales y muchas velas que dejan los visitantes (por la módica suma de 2 euros) en los costados de la iglesia como ofrenda personal.
La catedral se puede recorrer por los costados y fotografiar, al medio hay una sección cerrada con cuerdas, destinada a la oración, donde se genera un ambiente más de respeto y se prohíben las fotografías. Nosotros llegamos justo a la misa. Vale la pena estar en ese momento, aunque no se entienda mucho lo que dice el cura, los cantos instrumentados por un órgano típico de iglesia antigua son maravillosos.

 

paris foto 4
La hermosa Catedral de Notre Dame Bitácoras Viajeras
paris foto 5
El Río Sena y sus barcos anclados en la orilla Bitácoras Viajeras
paris foto 6
El puente de los candados Bitácoras Viajeras

Tomar un Bus Turístico:

Decidimos tomar un bus turístico, (los típicos sin techo arriba). El bus era parte de un pack que se llama el Paris Pass, muy conveniente, donde pagas cerca de 90 euros y tienes derecho por 2 días al transporte público gratis, a ocupar por 1 día el bus turístico con paradas ilimitadas y derecho a entradas gratis a muchos lugares importantes y sin hacer fila, además de un librito con la descripción de los puntos turísticos y un mapa muy útil.
Para algunos andar en estos buses es lo mejor, para otros no es lo mismo que recorrer caminando y conocer a su ritmo, pero si tienes poco tiempo, créeme que es la mejor opción.
El bus da un recorrido por todo el París central y turístico. Pasa por el Arco del Triunfo, la Torre Eiffel, Campos Elíseos, el Opera Garnier, Palacio de los Inválidos, el Museo del Louvre, Plaza de la Concordia, Trocadero, Place Vandome etc…
Lo que recomiendo es subirse en alguna de estas paradas y hacer un recorrido completo para situarte en Paris, sin bajarte en ningún lado. El bus tiene un audio guía que va explicando todo lo que recorre, siendo muy útil en esta vuelta de reconocimiento.
Vas a disfrutar mucho recorriendo, vas a entender donde está qué cosa y también conocer un poco de referencia con la audio guía que está en múltiples idiomas. Luego que realizaste el viaje completo, te puedes bajar en los puntos turísticos. Nosotros nos bajamos en la parada de la torre Eiffel, la del Arco del Triunfo y el Museo del Louvre.
Visitar el Arco del Triunfo:
Nuestra primera parada fue en el Arco del Triunfo, parte central de París y de una buena carga histórica. Este monumento se puede subir por sus escaleras interiores y llegar a una vista maravillosa de la ciudad, donde se aprecia la torre Eiffel de fondo.
La subida no es para morirse, si bien son varios escalones, lo puede hacer cualquiera y vale la pena por la vista. Nosotros con el París Pass teníamos entrada gratis y nos evitamos toda la fila para comprar el ticket, por lo tanto, nos sirvió bastante para acortar tiempo y poder aprovecharlo posteriormente. Es una visita corta, subes, admiras la vista, sacas fotos, puedes comprar recuerdos en una tienda y bajas. Luego puedes tomar ahí mismo nuevamente el Big Bus para seguir viaje, que en nuestro caso la próxima parada fue la Torre Eiffel.
paris foto 7
El Arco del Triunfo Bitácoras Viajeras

Visitar La Torre Eiffel:

Este destino no se puede dejar de hacer si estás en Paris, por lo tanto es parada obligada. La torre habla por sí sola al encontrarte con ella a primera vista, yo me la imaginaba mucho más pequeña, pero es imponente, gigante, personalmente me impresionó mucho. En la torre lo que puedes hacer es sacarte fotos, muchas fotos o subir a sus miradores por escaleras o ascensor (pagando).
En nuestro caso no optamos por subirla, ya que habíamos previamente subido el Arco del Triunfo y no queríamos hacer cola o perder más tiempo. Nos bastaba con tenerla ahí mismo y pasar por debajo de este gran armatoste para apreciarla muy bien. Recomiendo después recorrer el parque del “Campo de Marte” (Champ de Mars) que hay a un costado, sentarse un rato y apreciarla desde más lejos, salen buenas fotografías también desde ese ángulo y en ese parque se da un ambiente muy bueno y relajado.
paris foto 8
La Torre Eiffel desde abajo Bitácoras Viajeras
paris foto 9
La torre Eiffel vista desde el Champ de Mars Bitácoras Viajeras
       Navegar por el Río Sena:   
       Luego de visitar la torre nos fuimos hacia el río Sena para tomar un tour en un catamarán que hace un recorrido por el río que lo recomiendo 100%.
En este paseo sigues recorriendo París desde otro punto de vista, puedes admirar otros lugares y lo más interesante es que puedes apreciar la vida de los parisinos mientras navegas. Yo siempre veía en las películas la típica escena del parisino sentado a la orillas del Sena leyendo un libro… Bueno ese tipo de escenas son las que ves recorriendo el río, la gente va mucho a pasear por las orillas, puedes ver parejas, personas solas leyendo, tomándose una cerveza o un copa de vino, jugando con sus hijos, andando en bicicleta o descansando en las reposeras que parecen verdaderas playas a la orilla del río. El tour en barco también lo teníamos en el Paris Pass, así que no gastamos adicional.
paris foto 10
Navegando por el río Sena Bitácoras Viajeras

 

paris foto 11
El río Sena Bitácoras Viajeras

 

paris foto 12
Un parisino leyendo a las orillas del Sena Bitácoras Viajeras

Visitar el museo del Louvre:

Ya caía el atardecer del segundo día, estábamos cansados, pero no por eso íbamos a rendirnos en nuestra aventura, así que seguimos en el bus hasta llegar al museo del Louvre, ese día cerraba el museo a las 22:00 hrs, por lo tanto, lo dejamos para el final.
El Louvre es enorme, pero muy grande, recorrerlo en un día completo es imposible, yo creo que se necesitan unos 3 días completos para recorrerlo entero y bien. Por eso recomiendo escoger solo un trayecto y aprovecharlo al máximo. Nosotros seguimos el camino para ir a ver el cuadro de la Gioconda, que está señalado por todo el museo, es cosa de seguir las flechitas y casi todo el mundo va a ver el cuadro, así que es seguir a la masa y aprovechar en el trayecto para apreciar todas las obras de arte que hay en el lugar (dónde mires hay un cuadro o una escultura).
Después de ver a la Gioconda seguimos por la misma ala y recorrimos bastante viendo pinturas clásicas y terminamos viendo todo el sector de los egipcios y edad antigua. Nos fuimos cuando nos echaron ya que las 22:00 hrs comienzan los guardias a sacar a la gente del lugar. Ver el Louvre de noche es hermoso, las luces que lo acompañan crean una imagen nocturna de las buenas de París.
paris foto 13
Bárbara y Coté mirando a dónde seguir en el Louvre después de ver la Gioconda Bitácoras Viajeras

 

paris foto 14
El Louvre de noche Bitácoras Viajeras

 

paris foto 15
Yo afuera del Louvre | Bitácoras Viajeras

Visitar el Palacio de Versalles:

El Palacio de Versalles es para un día completo, al principio no pensábamos en estar todo el día, pero una vez en el lugar postergas todos tus planes para quedarte ahí hasta que cierren.
El palacio no está en París está en Versalles, pero es muy cerca, solo debes tomar el metro y luego un RER (Tren regional). Al llegar hay mucha fila en la entrada, pero con el París Pass puedes pasar mucho más rápido. Comienzas el recorrido por todo el interior del palacio que es enorme, toda la mañana es solo recorriendo el palacio interior y viendo los aposentos apoteósicos, las pinturas clásicas, y todo el lujo que había en esa época.
Recomiendo llevar almuerzo, ya que no hay mucho para comprar ahí y es más económico llevar un sándwich preparado a tu gusto.
Luego, después de comer, recorres los jardines del palacio, que son una maravilla. Hay unos trenes (pagados) que salen desde el comienzo de los jardines, también arriendan unos carritos de golf. Personalmente no recomiendo tomar el tren al principio porque es mucho mejor recorrer caminando los jardines y apreciarlos de mejor manera. A la vuelta, estarás cansado, así que ahí el tren será buena idea para regresar.
En los jardines hay un lugar para recorrer que contiene los espacios más bonitos y bien cuidados y es el sector donde hay que pagar (se paga al principio de los jardines) y otro espacio que es público, (que sigue siendo bonito), donde puedes sentarte y estar ahí un rato disfrutando, hacer pic nic etc.
En ese espacio está la laguna del palacio, y arriendan unos botes para poder navegar. Lo recomiendo 100% ya que es un paseo que vale mucho la pena y si vas con tu novia, le encantará que la saques a navegar por la laguna del palacio donde alguna vez lo hizo también María Antonieta… Un tip para arrendar el bote es traer contigo el pasaporte, ya que debes dejarlo en garantía mientras dura el paseo, que cuesta 15 euros la hora.
Nosotros pudimos apreciarlo, pero algunos días hay un espectáculo de aguas en la fuente principal que por lo que nos contaban es muy lindo.
Después del largo paseo por Versalles llegas en la noche a París, si te da el ánimo puedes hacer una caminata nocturna por ciudad, pero dudo que las energías sigan tan activas después de ese largo día…

 

paris foto 16
Bárbara al interior del palacio de Versalles Bitácoras Viajeras

 

paris foto 17
Bárbara en los jardines del palacio de Versalles Bitácoras Viajeras

 

paris foto 18
Jardines del palacio de Versalles Bitácoras Viajeras

 

paris foto 19
Navegando por la laguna del palacio de Versalles Bitácoras Viajeras

Ir al Museo del Cine:

La última mañana en París antes de irnos a Alemania la dejamos libre para que cada uno hiciera lo que quisiera. Puedes aprovechar para recorrer tranquilamente los alrededores del hotel, hacer algunas compras o hacer como yo e ir al museo del cine en la “Cinémathèque Française”.
La entrada es muy barata y si te gusta el cine lo recomiendo. Pero si no te gusta tanto como para emocionarte por ver cámaras de cine antiguas, carteles de películas, el robot de la película Metrópolis o los story board de Nosferatu, creo que puedes reemplazarlo por otro lugar. En mi caso fui solo ya que a mi novia no le interesaba ahondar tanto en la historia del cine clásico, pero para los cinéfilos eso sí, debería ser una parada obligatoria…
paris foto 20
Museo del Cine de París Bitácoras Viajeras

 

Hay muchos lugares muy importantes de París que no están en este post y que no pudimos visitar por tiempo. Pero en 3 días se puede hacer bastante si se ordenan bien las prioridades, y no es necesario amarrarte a un tour donde con suerte te puedes bajar a sacar fotos, al contrario, si tu armas tu itinerario puedes conocer caminando, en buses turístico, navegando o trasladándote en metro.

Si tienes otras experiencias por favor compártelas y cuéntalo para que les sirva a otros viajeros.
Por: Rafael Vásquez
Bitácoras Viajeras | Todos los derechos reservados