Lo que me gustó de Roma | Bitácoras Viajeras

Lo que me gustó de Roma | Bitácoras Viajeras

  22 Dic 2014

Vista de Roma desde el Palatino | Bitácoras Viajeras

Por: Rafael Vásquez

Llegar a Roma es percibir una ciudad desordenada desde el primer momento. Más aún si es que vienes desde Alemania, donde funciona todo como reloj y ordenado. Sin embargo el desroden pasa a segundo plano, por que  llegarás a una ciudad maravillosa y con muchos lugares increíbles para visitar.

 
En esta ciudad sí que es visible y palpable parte importante de la historia del mundo, totalmente integrada a la ciudad y al día a día de las personas. Sin lugar a dudas una de las favoritas de mi viaje a Europa.
 
En Roma el inglés como medio de comunicación que funciona bien en la mayoría de los lugares de Europa no servirá mucho o casi nada. Sin embargo el italiano es bien predecible, la gente es buena para comunicarse no verbalmente, así que si necesitas preguntar algo y no sabes ni italiano ni ingles no importa, lograrás tu objetivo de igual manera.
 
En Roma las calles son desordenadas y no tienen los carteles con sus nombres en las esquinas. Estos están en los edificios y muy arriba, grabados en las paredes. Gran problema para el que no lo sabe, nosotros estuvimos mucho rato perdidos, porque no sabíamos en qué calle estábamos, y las personas nos daban muchas indicaciones diferentes en cada lugar. Hasta que nos dimos cuenta que unos metros más arriba estaba escrito el bendito nombre de la calle grabado en el edificio (tal como en Chile aparece el nombre del arquitecto o el constructor en edificios antiguos).
 
Los imperdibles de Roma (a los cuales dedicaré varios post particulares) son el Coliseo, el Panteón, la Plaza España, la Plaza Popolo, la Plaza Navona, La Fontana di Trevi (que cuando fui estaba sin agua y en reparación), San Juan de Letrán, el Foro Romano, el Palatino etc. Paseando por estos lugares encontrarás una carga histórica impresionante, todo lo que te pasaron en el colegio sobre historia universal y todas las películas de la época del imperio romano te cobrarán sentido y dejarán impresionado con sus maravillas (especialmente en el foro romano y el coliseo).
 
Selfie en el Coliseo Romano | Bitácoras Viajeras 
 
Por otro lado, está otra Roma que es la católica. En este segmento un imperdible es visitar el Vaticano. Dentro del Vaticano está la Basílica se San Pedro, los Museos Vaticanos, que son muy recomendables, y la Capilla Sixtina. Lo que verás y aprenderás de arte en este lugar es impresionante. Personalmente -y quizás muchos no estén de acuerdo conmigo – me impactó más a nivel artístico los museos vaticanos que la visita al Louvre en París.
 
En general Roma es una ciudad que se ve mucha afluencia de sacerdotes y de todas las “marcas” y estilos. Podrás ver caminando a monjas de hábitos diferentes, sacerdotes comunes y corrientes, algunos con sotana y hasta con pantalones ajustados y una chaqueta a la moda…
 
Otra maravilla de esta ciudad es la comida… Yo creo que he comido las mejores pizzas de mi vida y la mejor pasta que he probado. No puedes ir sin comer pasta y pizzas, porque de verdad son maravillosas. Camino al panteón hay una calle exclusiva de restaurantes de pastas que recomiendo visitar, no es barato, por poco dinero igual te puedes comer una buen plato de pastas en cualquier local de venta de comida, pero esta “Via dei Pastini” te encantará por su ambiente italiano total, que pensarás que estás dentro de una película.


En síntesis Roma es una gran ciudad, desordenada y todo, la encontrarás maravillosa, tanto históricamente, culturalmente y gastronómicamente. Hay mucho que ver, yo le dediqué una semana y me quedé con sensación de más… sin lugar a dudas volvería…

 
Por: Rafael Vásquez González ( + Bárbara Lobos Muñoz)
Bitácoras Viajeras | Todos los derechos reservados