Viajar a París | La imperdible capital Francesa.

Viajar a París | La imperdible capital Francesa.

  01 Dic 2019

Si tu objetivo es Viajar a París. Quizás te resulte un lugar común asociar la imagen de la ciudad de París con la Torre Eiffel, los Campos Elíseos o el Puente de las Artes, lugares que bien se han ganado un espacio en el imaginario colectivo a nivel internacional. No obstante, esta cuidad tiene muchísimo más que ofrecer a nivel turístico y cultural, con innumerables panoramas para todos los gustos y estilos.

 Cómo llegar:

París cuenta con dos aeropuertos, el de Roissy, más conocido como Charles De Gaulle, y el de Orly. Ambos cuentan con decenas de conexiones diarias, nacionales e internacionales, aunque los vuelos directos provenientes de al menos 11 países latinoamericanos llegan solo al primero de ellos, que, por cierto, al ver su tamaño, resulta impactante desde la primera vista. La oferta de rutas aéreas es bastante amplia y de fácil acceso para los turistas. Muchas veces Paris es la puerta de entrada para cientos de destinos europeos.

La ciudad cuenta además con un excelente sistema de transporte público, comprendido por el metro, tren de cercanías, tranvía y autobuses, lo cual ofrece una excepcional oportunidad de movilización. Cuando ya aterrizas en el aeropuerto, es fácil llegar al lugar de destino.

[Tip Útil] Existen dispositivos (máquinas) en el mismo aeropuerto, que calculan tu viaje y recomiendan rutas, sistemas de transporte (taxi, bus, tren etc..) y el valor estimado. Si quisieras tomar un taxi, por ejemplo, desde el aeropuerto hasta el hotel, podrías imprimir este voucher, presentarlo al taxista, y no deberías tener problema para llegar a tu destino.

Arco del Triunfo en París | Bitacorasviajeras.com

Arco del Triunfo en París | Bitacorasviajeras.com

Cuando ir:

París es una ciudad bastante lluviosa, situación que suele estar presente durante casi todo el año. Es por ello que la mejor estación para visitar la ciudad es el verano, entre los meses de junio y agosto, cuando los niveles de precipitación suelen disminuir de manera considerable. Los turistas deben llevar ropa adecuada para esta época del año, ya que las temperaturas pueden rondar los 30 grados, y en ocasiones pueden ser bastante agobiantes. Se recomienda si vas en verano, llevar protección solar y siempre estar hidratándote con agua.

Dónde alojarse:

La ciudad de París es bastante cara en líneas generales, y los hospedajes no escapan a este detalle. Sin embargo, es posible encontrar una buena relación calidad-precio a un valor aceptable. Es el caso del Perfect Hôtel & Hostel y el Hôtel Paris La Défense, donde una noche puede costar alrededor de 80 USD.

Las opciones a precios más elevados abundan, pero merece la pena destacar el Hotel Grand Magenta y el Oops! Hostel, cuyas tarifas se encuentran sobre los 110 USD por noche. La aplicación Airbnb también presenta una amplia gama de ofertas de alojamiento en París, con precios variados.

[Recomendación] A modo personal, recomiendo el Hotel Ibis Paris-Place-d’Italie, lugar donde me alojé cuando visité Paris. Esta cadena de hoteles (Ibis) destaca e general por tener habitaciones limpias, relativamente cómodas y funcionales (si quieres un resort para descansar, no es tu alternativa eso si). Su servicio también es de buena calidad. Es perfecto para solo llegar a dormir y reponer energías de un día lleno de aventuras viajeras. Lo que me gustó de este hotel, es que está cercano a la estación de metro Place-d’Italie, que tiene la mayoría de las conexiones a los lugares turísticos, está muy cerca de un supermercado y de un centro comercial, por si tienes que realizar algún tipo de compra. Está a unos 30 minutos en metro de los puntos más turísticos, como Notre Dame etc, lo que hace que no sea tan caro como los hoteles de la misma cadena que están en los puntos más populares, pero tampoco es tan lejano, 30 minutos en transporte es razonable.

El museo del Louvre en París | Bitacorasviajeras.com

El museo del Louvre en París | Bitacorasviajeras.com

Qué hacer:

La cultura, historia y tradiciones se hacen parte de la identidad parisina, en una ciudad donde es posible observar personas provenientes de todos los rincones del mundo, lo que le otorga una imagen cosmopolita desde el mismo instante de bajarse del avión.

En este sentido, París ofrece interesantes monumentos y edificaciones para visitar como la famosísima Torre Eiffel, el Arco de Triunfo, el Puente de las Artes, la Catedral de Notre Dame, el Palacio Real y las Catacumbas, lugares que brindan una extraordinaria galería de la historia parisina y francesa en general.

Otros sitios de interés son el Museo de Louvre, la Plaza Vendome, la Torre Montparnasse y la espléndida Ópera Garnier, todos íconos culturales de la ciudad.

Si te gusta la historia y los palacios, puedes ir a visitar el Palacio de Versalles. Queda a unos kilómetros de París en tren. Te encontrarás con los hermosos jardines de este gran palacio y podrás disfrutar contemplando sus instalaciones cargadas de historia. Incluso si te animas, puedes arrendar un bote para navegar unos minutos por la laguna del palacio o dar una vuelta en un pequeño tren por los preciosos jardines.

Los jardines del Palacio de Versalles | Bitacorasviajeras.com

Los jardines del Palacio de Versalles | Bitacorasviajeras.com

[Tip Útil] Mi visita a París fue corta, solo pude estar 3 días en esta maravillosa cuidad, por lo tanto, contraté la tarjeta Paris Pass. En general hoy en día está muy de moda este tipo de sistemas, que consolida en una tarjeta, acceso a cientos de atracciones turísticas, ticket de transportes y facilidades para saltar la fila de ingreso a las atracciones, todo por un pago fijo. La verdad es que ir a todas las atracciones turísticas que te presentan es imposible, por cosas de tiempo, pero si quieres visitar lo máximo posible, vale la pena contratar este tipo de tarjetas, ya que ayuda a que sea todo más rápido, no tienes que comprar cada uno de los tickets y en general puedes ingresar más rápido al tener la tarjeta. También te da free pass para los buses turísticos con sistema hop on – hop off y al metro. Personalmente le sacamos partido a esta tarjeta, sumando y restando, nos ahorramos dinero v/s si hubiéramos pagado cada atracción por separado y también ocupamos los buses turísticos para recorrer en general o incluso a veces para trasportarnos solamente de un lugar a otro y ahorrar tiempo.

Dónde comer:

Francia es reconocida mundialmente por su grandiosa gastronomía, donde destaca su exquisita repostería y pastelería, así como también la industria de los quesos y la producción de vino. De hecho, el queso y el vino son patrimonios de todo francés, quienes suelen consumirlos con frecuencia. En algunos restaurantes, al final de la comida sirven un trozo de queso para terminar. La verdad es que no sé si es una tradición o lo hacen para promocionar su gastronomía.

Los turistas deben tener en cuenta que la mayoría de los restaurantes tienen horarios bien delimitados, a diferencia de otras grandes ciudades europeas. Por ejemplo, el horario estandarizado de muchos establecimientos de comida va desde las 12:00 hasta las 15:00, y desde las 19:30 hasta las 23:00.

Si bien la oferta de restaurantes, cafés y bares es alucinante por lo variada, algunas alternativas a tomar en cuenta pueden ser Croq 2 Dent, Flunch Paris, Paul y Le Petáuderie, donde suelen ofrecerse platos de la culinaria local y también opciones internacionales.

Algunas preparaciones típicamente francesas que vale la pena probar en París son el pain au chocolat, la Quiche Lorraine, el coq au vin y el ratatouille.

Si tu presupuesto no es para ir a restaurantes, hay muchos locales de comida rápida que valen la pena. Me llamó la atención la cantidad de comida de otros lugares del mundo, como la comida árabe, por ejemplo. Puedes encontrar varias “picadas” donde comer este tipo de alimentos.

Un almuerzo decente en un local sencillo como por ejemplo dentro de un centro comercial o una estación de tren o bus, podría salir entre 10 y 13 euros, lo que podría contemplar un sándwich más una coca cola o jugo más un muffin o algo dulce de postre.

Si tu opción es ahorrar en comida, puedes siempre ir al supermercado, comprar un exquisito baguette francés, queso, tomate o lo que quieras, armarte un sándwich e ir a comer sentado bajo la sombra de un árbol en algún parque. El picnic es una actividad que se ve mucho en los parques franceses cuando el tiempo es bueno, incluso varios descorchan una botella de vino para amenizar el día (no sé si es legal beber alcohol en la vía pública, pero mucha gente lo hacía).

Río Cena en París | bitacorasviajeras.com

Río Cena en París | bitacorasviajeras.com

Otros Tips:

Las atracciones de París no se encuentran únicamente dentro de la ciudad, sino que también es posible acceder fácilmente a una hermosa red de parques y villas en sus alrededores, para estar en contacto cercano con la naturaleza.

Algunos de los sitios más atractivos en ese ámbito son el Monte Saint-Michel, el Castillo de Cheverny, el Castillo de Chenonceau, y también las pequeñas y apacibles ciudades cercanas de Trouville-sur-Mer, Orleans, Le Havre, Reims y Le Mans, lugares a los que se puede llegar fácilmente desde París.

Algunos turistas también se animan a visitar las instalaciones de Disneyland Paris, un parque bastante famoso en toda Europa por sus atracciones temáticas, sin embargo, se debe tener en cuenta que sus precios pueden ser bastante elevados para muchos viajeros.